Cine

Las nuevas tecnologías y el cine independiente

 

cine-independiente

El cine independiente se encuentra transitando uno de los momentos más importantes desde sus inicios. Una de las mayores ventajas de la era digital, ha sido el abaratamiento de las tecnologías necesarias para la producción y la distribución de contenidos.

Si antes había que realizar una enorme inversión en material fílmico, que casi nadie estaba en condiciones de afrontar, ahora, con la adquisición de una simple cámara se puede lograr una calidad de imagen formidable, a un precio muy accesible.

La edición del material también se ha simplificado considerablemente, gracias a los múltiples programas destinados para tal fin, con interfaces amigables, capaces de ser utilizados sin requerir un extenso curso de capacitación.

Con un poco de práctica, hasta es posible crear interesantes efectos de animación, que antes habrían requerido de tecnologías caras y complejas, y que ahora se resuelven con una simple computadora. Hemos visto como en portales de medios internacionales han publicado pequeños cortos de “duendes” y otras criaturas, que no son otra cosa que un uso creativo muy bien logrado de estas nuevas tecnologías hogareñas.

La distribución de los contenidos también se ha simplificado, gracias a la proliferación de plataformas para compartir vídeos. Probablemente, Youtube sea la más famosa y multitudinaria, con millones de visitas diarias.

Esto último vuelve necesaria la pregunta de: ¿Qué constituye “cine independiente” en la actualidad?

Una joven londinense tiene una cuenta en Youtube y publica un vídeo contando un día de su vida, ¿Constituye eso una pieza de cine independiente? El vídeo tiene un comienzo, un desarrollo y un fin. El día parece apacible, pero un conflicto hace que los planes de la protagonista se vean alterados.

La joven enfrenta los problemas, los resuelve, mantiene diálogos con diferentes personajes (que son sus familiares y amigos), nos muestra paisajes de su ciudad, hace un traveling desde un auto, decide en qué lugar poner la cámara para captar cada escena, ¿Qué otra cosa podría ser ese vídeo, sino un exponente de un nuevo tipo de film independiente? Incluso la estética del material nos recuerda a otras piezas que hemos visto hace un par de décadas. La única diferencia, es que mañana la chica subirá otro igual, con una facilidad que hace no muchos años atrás habría sido impensable.

Únete a la discusion